domingo, 23 de agosto de 2015

noctámbulo

Otra vez, otras noche más, aquí, solo. En mi oscura habitación.
Tumbado en la cama, pensando en todo y en todos, en tantas cosas a la vez que mi cabeza se colapsa.
Para, espera, R E S P I R A 
*intenta dejar la mente en blanco* desafortunadamente, vuelven todos esos pensamientos, arrepentimientos, planes de futuro, sueños y más sueños que jamás se cumplirán por esa falta de voluntad.
Pensando en el tiempo y en lo poco que lo valoramos.

Entras, sales, te quedas ahí, parado. Entras y sales otra vez, y cuando menos te lo esperas todos habrán dado la vuelta al mundo y tú, mientras tanto, sigues ahí, estancado, flaqueando, con tus decisiones y prejuicios...

Simplemente deja que fluyan esas emociones eufóricas.
Da un paso adelante, sé tú mismo, qué mas da todo, proponte cosas, CUMPLELAS.
Si no sale de ti, si no te mueves y solo sabes quejarte, ¿cómo quieres cambiar de situación?
"si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo", por eso y sobretodo;
no olvides seguir intentándolo, y si te caes, aprender de esa caída y volver a intentarlo.


→ sigue siempre adelante 

2 comentarios :

  1. Tienes todo tan claro, el problema es trasladar esa claridad a la acción.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Una gran reflexión.

    Veo que hace ya mucho que no te pasas por aquí, si regresas, avísame.

    Un beso.

    ResponderEliminar